galeria imagenes

 

HISTORIA DEL GETAFE CF

En otro choque celebrado en el campo de BoettÍcher, con Jacinto de Sosa de arbitro, se perdía por 3-0 y siete expulsados del equipo getafense. Clares (que luego seria jugador del Barcelona) siguió a De Sosa hasta su caseta recriminándole su lamentable actuación.

A raíz de este partido y de los sucesos acaecidos, y a tan sólo doce partidos para el final del campeonato, el Getafe tan sólo perdió un partido frente al Valdepeñas, aunque no sirvió para eludir el descenso. Si sirvió, para que dentro y fuera de casa, el equipo levantara expectación. Como dato, decir que en el campo de San Isidro se registraron auténticos llenazos frente al Extremadura y el Cacereño.

Nuevamente en la Primera Preferente, con Francisco Vara de presidente y Vilches (antiguo jugador) de entrenador, se mantuvo el tipo y la categoría, considerándose un año de transición.

Seria en la temporada 69/70, con Joaquín González Campos en el banquillo, cuando se realizó una de las más brillantes campañas de la historia de este club. Femando, Ocaña, Julián, José María, Rafíta, Montero, Mariano, Serrano, Sierra, Chaves, Felisin y Aparicio arrasaron allá por donde pasaron.

Sólo se perdió un partido frente al Leganés. Se conseguían 90 goles a favor y sólo 23 en contra. No sólo se consiguió el ascenso, sino que además se proclamaban campeones de la Copa Ramón Triana, quedando por encima del potente equipo del Real Madrid.

 

SE INAUGURA EL CAMPO DE LAS MARGARITAS

El 2 de septiembre de 1970 se inauguraba el Campo Municipal de Las Margaritas. Este es el nombre que se quedó al estar junto al barrio del mismo nombre, aunque en principio no iba a ser éste su «titulo».

Campo Margaritas

Enclavado otra vez en la Tercera División con Francisco Vera de presidente, se abría el campeonato frente al Michelín (San Sebastián). Se vencía por 3-1 y el gol inaugural en este nuevo recinto deportivo lo marcó Gregorio Serrano. La forma de conseguirlo aún está patente en el recuerdo de muchos aficionados: Mancebo lanzó un disparo al poste, el balón quedó muerto a los pies de Serrano, quien sólo tuvo que empujarlo al fondo de la red. Este mismo jugador se encargó de realizar el tercer tanto.

En esta temporada comenzó de entrenador Campos y, en Egea de los Caballeros le sustituyó Segura -cariñosamente conocido como Gorrilla-. Entre los conjuntos que militaban en la Tercera División de entonces destacan: Tenerife, Osasuna, Valladolid, Mirandés, San Sebastián, Chantrea, Falencia, Carabanchel, Atlético Madrileño, Huesca y Tudelano.

El equipo se mantuvo a pesar de tener que jugarse el descenso en el último partido contra el Huesca, en un partido durísimo que acabó con el resultado final de 2-0 a favor del Getafe. Una de las cosas que más se recordará de aquel año fue el día que se pasó jugando en Huesca y una tremenda nevada en el campo del Sadar enfrentándose a Osasuna. En aquella temporada se habían incorporado al equipo Sánchez Rubio, Medina, Díaz Pablo, Alberto Aparicio, Arenas y Aranda.

La siguiente temporada 71/72 se recordará, entre otras cosas, por la incorporación de Alfonso (procedente del Real Madrid), el que fuera «el gran capitán azul». De la mano de Segura en el banquillo seguían los Arévalo, Chiqui, Francisco, Polo, Salmerón, Alfonso, Aparicio, Amunárriz, Cruz, Zambrano, Nárriz, Bengoechea, Escalante y Salazar.

Como particular anécdota destaca el hecho de tener que jugar casi dos meses en el campo de Uralita. En el municipal de Las Margaritas se estaba plantando el césped. Este, en sus orígenes, era de tierra.

ÉPOCA DORADA, ASCENSO A SEGUNDA DIVISIÓN Y DESAPARICIÓN DEL CLUB

Hasta llegar a lo que muchos denominan la época gloriosa del club. transcurrieron varias temporadas que pasaron sin pena ni gloria. Con Segura de entrenador se conseguía el primer ascenso a Segunda División. El partido crucial de aquella temporada se disputó frente al Recreativo de Huelva (el otro aspirante al ascenso). Venció el Getafe ante el delirio de sus seguidores y el desencanto de los miles de aficionados venidos de la ciudad andaluza.

Por citar algunos de los nombres del equipo onubense, significaremos a Hipólito Rincón y Del Cura, dos verdaderos especialistas con el balón en los pies. Pero es que enfrente tenían a un conjunto con una calidad contrastada formado por Arévalo, Orgaz, Salmerón, Cruz, Aparicio, Alfonso, Polo, Francisco, Bengoechea, Zambrano, Rico, Muñoz, Amunárriz y Moreno.

Tras el ascenso se las vieron con equipos de la talla del Spórting de Gijón, Oviedo, Elche, Granada, etc., así a lo largo de seis años militando en la citada categoría para bajar a tercera y posteriormente desaparecer (año 1982).

Nadie podrá olvidar aquellos gloriosos años a jugadores del Getafe como Roberto Ciño, Cervantes, Tocón, Martínez, Crespo, Galán (internacional absoluto), Pepe Juan, Carmelin, Robi, Cortés, Ortigosa (el jugador más caro, tan sólo jugó un minuto frente al Alavés. Se retiró lesionado), Pepín, Garrido, Álvarez, Modesto (pasó al Zaragoza), Pereira, Serena, Fernández y Pedro Alberto (jugador nacido en Getafe). En el capítulo de entrenadores, aparte del reseñado Segura, estuvieron Naya, Olmedo, Poli y Felines.

Entre los hechos más puntuales de esta brillante etapa cabe mencionar el debut de Pedro Caballero con tan sólo 16 años. El partido de Copa del Rey frente al Barcelona, con un resultado final de 3-3, en Las Margaritas en la ida y un contundente 8-0 en el Camp Nou, que pudieron ser nueve si Artola no hubiese fallado un penalty. De aquella jornada frente al Barcelona se recuerda el mayor llenazo en Las Margaritas (una hora antes no se cabía) y la manifestación de los trabajadores de Kelvinator dentro del campo (comenzaban tiempos difíciles para la industria en la zona sur y en particular en Getafe). En el conjunto blaugrana jugaban, entre otros: Neeskens, Cruyff, Artola, Asensi, Rexach, Zuviria y Olmos.

Otro encuentro significado de esta etapa se disputó contra el Spórting de Gijón. Con un resultado de 1-0 favorable al Getafe, Quini falló un penalty en el minuto 90 de juego o Cervantes se lo detuvo, ¡quién sabe!

Otra de las anécdotas más sonadas, con pucherazo o arreglo de por medio, fue la acontecida en un partido frente al Rayo Vallecano. En el último partido de liga, el equipo vallecano se jugaba el ascenso y el Getafe el descenso. El empate les valía a ambos, a unos para ascender y a los otros para no volver a descender.

 

 

1-2-3-4-5